Zacatecas, Zac.- Después de manejar su combate de una manera muy inteligente durante cada asalto y vencer por decisión dividida 3-2 a la dominicana Mirquin Sena, la zacatecana Guadalupe Altagracia Solís Acosta se colgó una merecida medalla de oro en la división de los 64 kg dentro del boxeo en los XXIII Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

Convencida de cerrar la cartelera boxística dentro de estos juegos subida a lo más alto del podio dentro del Jumbo Country Club de Barranquilla, la zacatecana escuchó cada uno de los consejos que le dieron en la esquina roja durante los minutos de descanso, y al final, con una mejor estrategia aplicada frente a su adversaria, logró llevarse la decisión de los jueces para proclamarse como campeona centroamericana en la división de 64 kilogramos.

Durante el primer asalto, que fue de tres minutos muy cerrados, la mexicana logró sacar ventaja al hacer gala de su mejor distancia de puños con relación a la boricua, y pese a que Mirquin buscó entrar con su derecha sobre Lupita Solís, ésta pudo conectar de mejor forma sobre la careta de su rival y fue inteligente al medir contragolpes.

Para el segundo episodio, Mrquin Sena salió más decidida a buscar a la mexicana e inclusive, la encontró con un buen yap que le provocó a Solís Acosta, comenzar a boxear a distancia, y retroceder en más ocasiones que la dominicana para evitar tanto intercambio de golpes que le pudieran perjudicar.

Fue para el tercero, y consciente que el sueño de la presea dorada quedaba a sólo tres minutos, que la de Zacatecas, pese a encontrarse físicamente menos completa utilizó los ganchos para hacerle daño a Sena, y en un par de ocasiones, se prestó al intercambio de golpes, donde también pudo conectar de mejor forma, pero siempre buscó que fuera la boricua quien avanzara, buscara, arriesgara y quedara desprotegida, y aunque Mirquin pareció sentirse cómoda con su pelea y tener la ventaja al finalizar los tres rounds, fue Lupita Solís quien se llevó la decisión con apretadas papeletas de 3-2, lo que por automático le otorgó la medalla de oro, y a la de pantalones y blusa azul, la de plata.

Los metales de bronce, quedaron en los puños de la puertorriqueña Stephanie Pineiro Aquino y la de Barbados, Kimberley Gittens.

En su camino por la medalla de oro, Lupita Solís venció en su primer combate a la nicaragüense Raquel Pravia, a quien también venció por decisión 5-0, con el que aseguró subirse al podio, y ya en la semifinal, derrotó 4-1 a la de Puerto Rico, Stephanie Pineiro, para después, superar en la gran final 3-2 a la de República Dominicana Mirquin Sena.