Zacatecas, Zac.-  El Gobernador Alejandro Tello Cristerna asistió a la reapertura del estadio Carlos Vega Villalba, que tras ocho meses de trabajo, se amplió 48 por ciento las dimensiones y ahora tiene un aforo para 20 mil 737 personas, con una inversión de 40 millones de pesos.

Las gradas nuevas cuentan con dos módulos de escaleras, con preparación para elevadores, y tres zonas de sanitarios; todo ello, en una superficie de 3 mil 789 metros cúbicos de concreto armado y 549 toneladas de acero de refuerzo entre la estructura y la cimentación, la cual fue levantada por constructoras locales.

Dichas acciones convierten a  Mineros FC Zacatecas en candidato a convertirse en equipo de Primera División, dado que la Liga MX solicita a los clubes de esta categoría que sus estadios cuenten con una capacidad mínima de 20 mil asientos.

La modernización garantiza las condiciones necesarias que le permitan celebrar partidos de futbol de Primera División de la Liga MX y ofrecer un espacio de esparcimiento social a la población.

Con los enfrentamientos amistosos entre Mineros-Necaxa y Pachuca-Guadalajara, el mandatario Tello Cristerna y el propio Carlos Vega Villalba, promotor del deporte zacatecano, disfrutaron del primer evento de este inmueble, mientras que las familias presentes alentaron a futbolistas con cánticos tradicionales como Cielito Lindo.

“La principal queja de la sociedad es seguridad y este tipo de obras la garantiza. Vean el público que tenemos: hay miles de niños y jóvenes, y a eso le apostamos, a que adopten patrones positivos, que vean en los jugadores a sus ídolos y practiquen el deporte”, afirmó el mandatario de Zacatecas.

Tello Cristerna, en coordinación con Grupo Pachuca -propietario del club Mineros-, impulsó la ampliación del estadio con la finalidad de que el equipo logre su ascenso y, por consecuencia, fomente el desarrollo del deporte dentro del estado.

Actualmente, Mineros FC administra 23 escuelas de futbol gratuitas, en el mismo número de municipios, donde un total de 2 mil 300 jóvenes aprenden no sólo la disciplina deportiva, sino valores éticos que los forman como personas y agentes de cambio social, afirmó el mandatario.