Zacatecas, Zac.- Padres de familia acompañados de sus hijos, colectivos, asociaciones civiles y ciudadanos, se apostaron en la plaza de Armas de la ciudad de Zacatecas, para exigir al gobernador del estado, Alejandro Tello Cristerna, detenga la ola de violencia que “vivimos día con día”, y que ha cobrado víctimas inocentes, como fue el asesinato de la niña San Juana.

Se recordaba a la niña que salió a la tienda, ese viernes 20 de julio a las 3 de la tarde y ya no regresó a su casa. Autoridades de la ministerial daban cuenta del hallazgo de una menor de edad localizada muerta en un lote baldío y con signos de violencia en su cuerpo, el lunes 24 de julio a mediodía.

Algunas señoras y jovencitas, se les nublaron los ojos y otras derramaron lágrimas de consternación y se conjugaban con el malestar que sentían contra el gobierno y los cuerpos de seguridd. En donde las pancartas que portaban plasmaban mensajes de exigencia y acusativos por “negligencia de Tello”.

El cuerpo de la niña fue entregado ayer (24 de julio), a las 5 de la tarde y entre seis y siete de la noche se le dio cristiana sepultura, dijo la señora Andrea Morán, que fue de forma rápida darle sepultura al cadáver de la menor, porque presentaba signos de descomposición avanzada.

Dijo que los padres de la niña, no pudieron estar en el evento porque se encontraban en una situación difícil. Refirió que la niña fue sepultada en el panteón ubicado en la comunidad El Barril, porque son originarios de la comunidad La Concepción, municipio de Villa de Ramos, San Luis Potosí.

Enseguida denunció que las autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJEZ), no les han entregado los estudios al ADN de San Juana Romo de nueve años de edad. Queremos respuestas, ni una más ni uno menos, porque todos los niños son vulnerables.

Exigimos a las autoridades justicia, claro que sí!, porque es su trabajo brindarnos seguridad, brindarnos tranquilidad, bridarnos paz”, agrego la señora Andrea Morán.

“Lo único que podemos pedir es justicia, para él o los reposarles, todo el rigor de la ley para él o los respónsales. Señor Tello queremos respuesta, queremos respuesta, ni una más ni uno menos, porque toda persona de la sociedad somos vulnerables y pedimos a la sociedad nos apoye para que nos entreguen la prueba de ADN y nos verifiquen que efectivamente era San Juan quien se enterró”.

Durante el evento se vieron pancartas y cruces que portaban mujeres jóvenes y subieron al templete a solidarse con los familiares de San Juana, así como solicitarle al mandatario genere estrategias y políticas públicas que les dé certidumbre a las niñas y niños de Zacatecas.

Algunas de las oradoras, entre ellas, Orquídea Turriza o Mara Muñoz, coincidieron que era una manifestación “pacifica”, pero demandaron que el feminicidio de la mujer no quede impune, por lo que urgieron al gobernador Alejandro Tello “dar con los culpables”.

Además alguna de las asistentes, con bocina en mano arengaba a los participantes a gritar “¡¡justicia¡!, “¡¡justicia¡!, ¡ni una niña más ni una niña menos!.

Se observaron algunos familiares de jóvenes desaparecidos. Una madre de familia portaba sobre el pecho la foto de su hijo desaparecido.