Zacatecas, 27 de agosto.– La Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), dependiente
del Poder Ejecutivo, deberá desclasificar la información referente al Padrón Único de
Beneficiarios del Programa UNE Autoproducción, y dar a conocer las comunidades a las
que pertenecen los beneficiarios de dicho programa social en Pánuco; así lo instruyó el
Pleno del Instituto Zacatecano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de
Datos Personales (IZAI), luego de resolver una inconformidad que presentó una
ciudadana ante la negativa de información.

La ponencia recayó de manera aleatoria en el Comisionado Presidente, Samuel Montoya
Álvarez, quien explicó que fue después de recibir una solicitud de información que
requería conocer la comunidad de residencia de los beneficiarios de dicho programa
social en el municipio de Pánuco, haciendo referencia a una nota que documentó la
entrega de 80 paquetes avícolas 21 vientres porcinos y dos sementales; al no obtener la
respuesta, la ciudadana se inconformó.

La SEDESOL informó que la información era clasificada, ante lo cual la recurrente se
inconformó. “La ciudadana manifestó en su inconformidad que requirió conocer la
distribución geográfica a nivel comunitario de dichos apoyos para hacer un análisis
apropiado a fin de saber si las ayudas se entregan a quienes las necesitan” detalló el
Comisionado.

La dependencia no emitió sus manifestaciones durante este proceso, por lo que se
continuó con el análisis de la inconformidad. Montoya Álvarez destacó que el artículo 39
de la Ley local de Transparencia establece que los padrones de beneficiarios serán
públicos, incluyendo el nombre del beneficiario, monto, recurso, beneficio otorgado,
unidad territorial, y en su caso edad y sexo.

La Comisionada Fabiola Torres Rodríguez coincidió y agregó que publicar los padrones
de beneficiarios de programas sociales es obligatorio y es un ejercicio de rendición de
cuentas. “Está en la Ley, no se puede ocultar esta información a los ciudadanos bajo
ningún fundamento” puntualizó.

Por lo anterior los Comisionados Samuel Montoya Álvarez, Julieta Del Río Venegas y
Fabiola Torres Rodríguez determinaron que la clasificación de la información no es viable,
ya que conocerla es útil para que la sociedad comprenda las actividades que llevan a
cabo los sujetos obligados y observe el actuar público. Se instruyó para que SEDESOL
revoque su respuesta y en un máximo de cinco días desclasifique la información y la
entregue.

En otro recurso de revisión contra el Ayuntamiento de Pánuco bajo la ponencia de la
Comisionada Fabiola Torres Rodríguez, se declaró fundada la inconformidad derivada de
una solicitud acerca de los gastos derivados del Covid-19 en el municipio. El sujeto
obligado remitió la información al IZAI, por lo que se entregará al solicitante.

En otra ponencia la Comisionada Julieta Del Río Venegas declaró parcialmente fundada
una denuncia contra el Ayuntamiento de Fresnillo, luego de que cumpliera parcialmente
con la carga de información en la Plataforma Nacional de Transparencia.

Finalmente, Del Río Venegas, Encargada de la PNT, informó de la conclusión de la
Verificación Vinculante de las Obligaciones de Transparencia a los 58 ayuntamientos del
estado, dio a conocer que ya se cuenta con los dictámenes que contienen la calificación
de cada uno de ellos y que comenzarán a ser notificados para que solventen, en un
máximo de 20 días, las observaciones detectadas.

El Índice General de Cumplimiento de los Ayuntamientos en la Verificación Vinculante fue
de 71.83%, sólo 3 alcanzaron el 100% de cumplimiento, hay 20 que están por debajo del
índice promedio y 2 tienen un 0% de información, detalló.