Zacatecas, Zac.- Con aires triunfalistas, el senador José Narro Céspedes, informó que la empresa minera Newmont-Goldcorp, cumplirá los acuerdos firmados con los ejidatarios de Cedros y de la empresa Cava, S.A de C.V., quienes tienen como asesores, según el documento firmado en la Segob, al propio senador y a Flipe Pinedo, como dirigente del FPLZ y el pasado 14 de junio liberaron el bloqueo que mantenían en la entrada de la mina Peñasquito.

En un comunicado oficial de la CNPA-Senador José Narro, se describe acciones reiterativas que han ventilado en conferencias de prensa y deja ver, el propio Narro Céspedes que fue un triunfo rotundo en beneficio de los ejidatarios de Cedros y de la empresa Construcciones Industriales y Transportistas Cava, S.A. de C.V., así como de la CNPA, FPLZ y sus dirigentes.

En ese sentido el comunicado refiere:

En conferencia de prensa, y acompañado por Felipe Pinedo, dirigente del Frente de Comunidades Afectadas por la Minería (FCAM), Narro Céspedes insistió en que, aún cuando a los transportistas de CAVA ya se les pagaron 57 millones de pesos como un adeudo de un año a la fecha, se mantendrán vigilantes para que la empresa cubra y se responsabilice con todos los compromisos que ha hecho desde hace siete años y no los ha cumplido.

Narro Céspedes, de igual forma, reconoció la voluntad del gobernador Alejandro Tello, con quien siempre hubo diálogo y disposición para mediar en favor de una solución favorable para los trabajadores y habitantes de Mazapil; lo mismo hizo el reconocimiento al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien de inmediato instruyó a la secretaria de Gobernación para que sentara a las partes involucradas, donde jugó un papel importante, al igual que el subsecretario Ricardo Peralta.

EL RECUENTO

El senador zacatecano refirió que desde el 2008, cuando inició operaciones Peñasquito, le concesionaron 150 mil hectáreas; la Comisión Nacional del Agua (Conagua)  tenía un decreto que reconocía que el acuífero de Cedros tenía 5 millones de metros.

A partir de un estudio de la minera, agregó, se descubrió que el acuífero le asignaron 54 millones de metros cúbicos, producto de la corrupción, lo que permitió que a la minera le otorgaran 44 millones de metros cúbicos de agua para desarrollar sus tareas, siendo que la minera no tiene la autorización de cambio de uso de suelo, pues el territorio sigue siendo agrícola, ganadero y forestal, y la minera tampoco tiene concesiones de agua.

Destacó que sólo en El Vergel, que cuenta con el acuífero con más agua, se han perforado cien pozos, pero esta comunidad desde hace tres años no cuenta con agua potable.

Dijo que la minera se comprometió con 19 puntos, y uno de ellos es impulsar un gran proyecto de desarrollo integral de la región y garantizar agua potable, caminos, educación, becas y sobre todo el empleo para la gente de Mazapil.

Es una minera que gana mucho y en Zacatecas deja casi nada, pues tan sólo el años pasado sus ganancias fueron de 28 mil millones de pesos; únicamente de empleos de base tiene a 2 mil 200 trabajadores y 17 mil habitantes (Nueve mil hombres y Ocho mil mujeres) y, cuando hablan de 20 mil empleos no se sabe de dónde los sacan, puesto que en empleo indirectos a través de empresas outsourcing de Coahuila puede llegar acaso a los Tres mil, pero en Zacatecas no aportan ni el impuesto minero.

Dijo que esa fue una de las razones del por qué nunca se pudo hacer la clínica del Seguro Social porque no había el número de obreros y trabajadoras para poder construirla, y sólo de la región hay en la mina 430 empleados.

Por otro lado, la empresa pidió a los ejidatarios que compraran camiones para apoyarlos en movimiento de tierra; mucha gente compró su camión y luego formaron, a recomendación de la minera, un sindicato y la minera les ayudaba a formar una empresa de transporte y fue la misma minera la que constituyó CAVA.

Hace un año seis meses la minera contrató a una empresa canadiense y desocuparon 250 camiones que por cada uno representan a un hombre-familia.

A pesar de que la minea no cumplió contrato a CAVA, éstos decidieron apostarse sin entorpecer las entradas, tras un llamado al diálogo.

EL AGUA, LA PRINCIPAL DEMANDA, EN MEDIO DE LA CORRUPCIÓN Y LA IMPUNIDAD

El senador zacatecano reiteró que la principal demanda de la región, es el agua, porque el semidesierto se está convirtiendo en desierto con una empresa como Newmont-Goldcorp que tiene 150 mil hectáreas, ya destruyó 15 mil, matando la vegetación y absorbiendo la totalidad de los mantos acuíferos de la zona.

“El pleito no es con un adversario cualquiera, pues Newmont-Goldcorp, se fortalece con esta fusión y la convierte como la empresa más importante del mundo, que estaba acostumbrada actuar con corrupción, impunidad, abuso de los derechos humanos y el atropello a la región”, sostuvo.

“Siempre nos atendieron con desprecio, falta de respeto, fueron capaces de difamarnos y calumniarnos, creyendo que con eso nos íbamos a doblar y a vender y muchos políticos se prestaron al juego con ellos, con la garantía de obtener prebendas y privilegios”, increpó el senador zacatecano.

En ése entorno es que se logró que la Segob sentara a las partes, pero con los altos mandos de la minera, sin ninguna condición de su parte, puesto que se dijo que no se dialogaría con una “bola de filibusteros, mentirosos y calumniadores, que se convirtieron en halcones del imperio”.