Ciudad de México, 23 de marzo de 2018. La Cámara Nacional de Industriales de la Leche (CANILEC), organismo que representa los intereses legítimos y generales de la industria lechera en México y que es presidida por Miguel Ángel García Paredes, llevó a cabo el primer Foro Perspectivas del Mercado de los Lácteos.
Durante una intensa jornada de trabajo, los agremiados a la CANILEC, así como sus invitados identificaron las tendencias que están marcando el desarrollo del sector primario y de manera particular la industria de los lácteos.
Durante la apertura de los trabajos del primer Foro Perspectivas del Mercado de los Lácteos, Miguel Ángel García Paredes, afirmó que actualmente el sector de los lácteos en México se encuentra en una etapa en la que se distingue por ser una industria competida, madura y competitiva.
“Competida porque existen una gran cantidad de empresas, y no solo a nivel nacional, regionalmente también hay empresas muy eficientes, así como locales, y es un sector maduro porque basta con ver la diversidad de productos lácteos que se ofrecen en los anaqueles de las tiendas de autoservicio e incluso de las llamadas tiendas de conveniencia. Y competitiva porque estamos abiertos a todas las economías, en el caso específico de Estados Unidos competimos con arancel cero”, precisó García Paredes.
El presidente de la CANILEC recordó que México es el productor número 14 globalmente y la industria tiene una tasa promedio de crecimiento anual de 1.7%, además de que representan el 10% del total que produce la industria agroalimentaria.
Finalmente, el dirigente de la industria lechera se refirió a los retos que tienen. En el marco del comercio exterior las renegociaciones con Estados Unidos y Canadá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y en otro frente el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM).
En el renglón de los retos tanto del sector primario como de la industria láctea, García Paredes puso especial énfasis en detonar el consumo de leche y sus derivados en el mercado interno de nuestro país, ya que de acuerdo con las estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), actualmente el consumo per cápita de lácteos en México es de 130 litros al año, cuando la recomendación de la misma FAO es de una ingesta de 180 litros anuales. El consumo es nuestro país está debajo de países como Chile, Argentina, Brasil incluso Costa Rica.
“Es necesario que la cadena productiva en su conjunto una fuerza para incrementar el consumo, ya que se trata de un producto sano y nutritivo, por eso es indispensable que se sumen los diferentes eslabones, incluido desde luego el gobierno”, finalizó García Paredes.
Las ponencias y exposiciones del primer Foro Perspectivas del Mercado de los Lácteos de la CANILEC corrieron a cargo de Chad Frahm del Centro de Innovación de Lácteos de los Estados Unidos, con la conferencia Entendiendo al nuevo consumidor para reposicionar a los lácteos. En tanto que por Louis Dreyfus Company (LDC) expusieron Don Street, director Regional para Latinoamérica Norte Sede Estados Unidos, y Javier Uranga, director Regional para Latinoamérica Sur, Sede Argentina, con el tema Perspectivas globales de la leche y los productos lácteos.
El resto de los especialistas estuvo conformado por Agustín Río, director general de Fonterra México, con la conferencia El entorno mundial de los lácteos e implicaciones para México, y cerró la jornada Carlos Delgado, director de Servicio al Comercio Detallista de Nielsen México, con la exposición sobre Evolución del mercado detallista en México.
CANILEC
La Cámara Nacional de Industriales de la Leche surge en 1961 para representar los intereses legítimos y generales de la industria de la leche en México. Cuenta con la afiliación de 101 empresas, que representan aproximadamente el 90% de la producción formal del país. Los afiliados a la CANILEC producen y/o fabrican leche pasteurizada y ultrapasteurizada; leches industrializadas (en polvo, condensadas, y evaporadas); fórmulas infantiles; cremas y mantequillas; quesos; helados; yogurt y postres. La CANILEC promueve valores éticos que permitan mejorar la eficiencia, competitividad y rentabilidad económica en la cadena productiva nacional, aprovechando cabalmente las oportunidades del exterior y del mercado interno.