Zacatecas, Zac., 30 de agosto de 2019.- Realizan mesa redonda titulada “La fotografía documental como eje para la conservación de nuestras tradiciones“, con el objetivo de preservar y promover el patrimonio cultural e histórico de las “Morismas de Bracho” entre los estudiantes.

El evento fue coordinado por Fullframe México en coordinación con el H. Ayuntamiento de Zacatecas 2018-2021 y la Unidad Académica de Historia de la UAZ.

El diálogo se dividió en dos partes: en la primer parte se discutió el tema de la fotografía y su relación como memoria histórica de las tradiciones, en donde los panelistas estuvieron de acuerdo que la fotografía es una fuente fundamental para la historia ya que se capturan momentos, contextos, vestuarios, colores, escenarios, etc. que son parte del acervo histórico.

La segunda parte se refirió precisamente a las Morismas de Bracho, en donde explicaron que esta celebración que cumple este año su 195 aniversario rescata tres hechos históricos: las batallas entre moros y cristianos en los siglos VII y XVI,  la muerte de San Juan Bautista, bajo la orden de Herodes Antipas y la Batalla de Lepanto.

Dicha mesa estuvo conformada por  varios expertos en el ámbito de la historia del estado y de las Morismas de Bracho, tales como el cronista de Zacatecas, Manuel González Ramírez; la docente de la Licenciatura en Historia especialista en temas de Patrimonio y Morismas de Bracho, Beatríz Marisol García Sandoval y el cronista de la Morisma de Bracho, Javier Cortés Navia.

También asistió el fotógrafo y escritor del libro “Morismas de Bracho”, Felipe Escobar Galicia; el actor titular del personaje Rey Felipe II, Víctor de la Torre Garay; la responsable de la Licenciatura en Historia, quién participó como moderadora, Juana Elizabeth Salas y la invitada especial, la fotógrafa documentalista de talla internacional, Gabriela Olmedo.

Cabe destacar que la fotógrafa, Gabriela Olmedo impartirá un taller de dos días durante las Morismas, quién instruirá a los asistentes para que vivan la experiencia desde lo profundo.

Texto y fotos: Sofía Arellano.