El pasado 6 de noviembre, representantes de la Secretaría de Agua y Medio Ambiente y de la Comisión Nacional de Agua acudieron a Jiménez el Teul para sostener una reunión “informativa” con los ejidos afectados por el proyecto de la Presa Milpillas, más de cien personas y alrededor de diez ejidos y comunidades acudieron a dicha reunión para reiterarle al gobierno estatal y federal que NO aceptan la construcción de la presa en sus territorios.

Al Gobierno Estatal no le importa la decisión de los pueblos, en la misma reunión las y los ejidatarios de Atotonilco y El Potrero exigieron por escrito que se les diera copia de los permisos otorgados en Asamblea Ejidal para la construcción del proyecto. Desde ese día no se tiene respuesta, ni federal, estatal, municipal o de la empresa constructora ¿Por qué? Porque no existen. Lo que han mostrado a las y los ejidatarios son permisos federales de la CONAGUA pero nunca el permiso de la Asamblea Ejidal, es decir que no tiene el permiso del ejido para la construcción. Podrán tener los permisos de CONAGUA o del municipio, pero el ejido se niega a la construcción, por lo tanto no puede realizarse ya que nadie, más que los ejidatarios y ejidatarias mandan en su territorio.

Como ya lo habíamos señalado, desde el 22 de octubre, maquinaria de la empresa Materiales y Construcciones Camino Real S.A. de C.V. se encuentra a las afueras dos máquinas dentro del ejido Atotonilco sin permiso alguno. Las y los ejidatarios permanecen cuidando las entradas del ejido para que no ingresen de forma arbitraria e ilegal a su territorio. Cabe mencionar que las y los ejidatarios han solicitado a la empresa y al municipio, mediante oficio, que saquen la maquinaria que se encuentra dentro del Ejido de forma ilegal pero ninguna autoridad ha dado respuesta.

El día 12 de noviembre desde las 2:00 pm tres patrullas de la Policía Estatal arribaron a las afueras del ejido, los elementos policiacos les dijeron que al día siguiente ingresarían más máquinas por el ejido para iniciar los trabajos en el río, situación que amenaza la autonomía del ejido Atotonilco y pone en riesgo la integridad física de sus miembros y de la ciudadanía en general.

Repudiamos que se siga orquestando la represión para imponer el proyecto de muerte de la Presa Milpillas y exigimos que se retire la maquinaria. Repudiamos la presencia de la Policía Estatal en el ejido Atotonilco y reiteramos nuestro sólido acompañamiento y respaldo a las y los compañeros que se encuentran en resistencia contra la imposición del Proyecto Milpillas y hacemos responsable al Gobierno Estatal de cualquier situación que ponga en riesgo su integridad.

EL EJIDO DE ATOTONILCO, NO TIENE NINGÚN ACUERDO, NI CONVENIO DE ASAMBLEA, CON EL GOBIERNO O PRIVADO ALGUNO, RELACIONADO CON EL PROYECTO DE LA PRESA MILPILLAS, POR LO TANTO, EL GOBIERNO ESTATAL Y MUNICIPAL COMETE UN DELITO GRAVE EN TIERRAS QUE NO SON DE SU PROPIEDAD A T E N T A M E N T E
Red Mexicana de Afectados por la Minería