Jerez, Zac.- Se realizó la Jerezada 2019, en la se congregaron familias y espectadores con el fin de ver a los participantes y su destreza en burlar a los toros. Y dentro de estas fiestas no faltó el alto consumo de bebidas etilicas, desde cerveza, tequilas y uno que otro whisky.

En el recorrido que se programó con tiempo, se observó una desorganización y participación de niños y jóvenes, aunque las autoridades informaron de un saldo blanco, no hubo control de quienes ingresaron al recorrido y otros tantos pateaban o jalaban a los animales del rabo…cansados y sin brío hacían el recorrido inercialmente y se podría ver sus ojos y baba el cansancio…..

Previo al inicio de la Jerezada se instalaron dos puestos en el que vendían cervezas en diferente presentación y que al son de la tambora y las bandas, los visitantes se dejaban envolver por la euforia y bailaban en cualquier espacio del jardín o de la calle.

El sol caía a plomo y otros espectadores, dejaban de lado el espectáculo y buscaban la sombra, que apenas se deja asomar en las orillas de los edificios. No faltaba la basura por doquier y lo mismo botes de cerveza, que uno que otro parroquiano, afanosamente los recogió, no así las botellas de vidrio o vasos desechables; de todo había por las calles céntricas del «Pueblo Mágico».

A las 3:15 de la tarde se dio el chupinazo de salida de la Jerezada 2019, luego de que autoridades y participantes hicieran el recorrido de reconocimiento del circuito.

El Secretario de Gobierno, Liborio Carrillo Castro, Alba Dena Pereyra, Titular del Departamento de Turismo Municipal e integrantes de la Peña Taurina, encabezaron el evento junto a Lucero, Reina del Carnaval 2019 y Mariana, Karen y Diana, candidatas a Reina de la Feria de Primavera.

Los toros soltados en el primer cuadro de la capital emocionaron a los cientos de asistentes, que disfrutaron de la adrenalina de ver a los corredores esquivar a los animales.

Con este evento concluyó la serie de actividades conmemorativas al 20 aniversario de la Jerezada, que llegó a su fin con saldo blanco y una importante derrama económica para el municipio gracias a los visitantes del Pueblo Mágico.