Ciudad de México.- Con la iniciativa de reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología pueden generarse las condiciones a nivel nacional para que México se convierta en el futuro en otra historia de éxito, para que se hable de un país emergente, que no sólo ha sido exitoso en la industria manufacturera y en su capacidad de exportación, sino también capaz de dar un brinco hacia la economía y sociedad del conocimiento, dijo Enrique Cabrero Mendoza, director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 En conferencia de prensa en la Residencia Oficial de Los Pinos, Cabrero Mendoza presentó los principales alcances de la propuesta de reforma y señaló que si bien los tiempos legislativos están ajustados “nos dan para sacar esta reforma (…) que es un tema noble, donde difícilmente las fuerzas políticas tienen grandes controversias”.  Además, agregó, “todos sabemos que México tiene que avanzar en esta dirección, todos sabemos que es mejor tener una visión de largo plazo en el sector, fortalecer a las instancias que promueven la ciencia y la tecnología” y consideró que eso está facilitando el debate.

 El titular del Conacyt informó que se presentó la iniciativa de reforma con tres comisiones del Senado de la República, las más involucradas, y que ha habido reuniones con la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, y destacó: “Creemos que la iniciativa está preocupada por el papel que el Estado mexicano debe jugar en las próximas décadas entorno a la ciencia y tecnología, es una propuesta que está abriendo la perspectiva a este país con una visión de largo plazo”.

 Enrique Cabrero aclaró que no hay nada encerrado, pues se trata de un llamado a partir de esta reforma a los diversos grupos, comunidades científicas y tecnológicas, empresariales y sociales, para construir un proyecto de nación.

 Expuso que este tema no está ahora en la agenda de las campañas políticas, pero que tendrá que llegar a ellas y salir en algún momento en los debates; y que cada uno de los candidatos deberá posicionarse con este sector estratégico para el México del futuro, subrayó.

 El funcionario reflexionó sobre la oportunidad que tiene nuestro país de subirse a la dinámica de la economía basada en el conocimiento, e hizo saber que las naciones que lo han hecho son los que están mejorando de forma acelerada su crecimiento económico, sus niveles de competitividad y bienestar social.

 Países emergentes como Corea del Sur, Irlanda, Finlandia, India y China, dijo Cabrero, le han apostado de forma decidida a la ciencia, tecnología e innovación (CTI), siendo este el nuevo escenario mundial, pero advirtió que esta ventana de oportunidad no va durar tantos años.

 En la rueda de prensa, Eduardo Sánchez Hernández, coordinador general de Comunicación Social y vocero del Gobierno de la República, recordó que el pasado 6 de abril el titular del Ejecutivo Federal envió a las comisiones de ciencia y tecnología esta iniciativa de reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología, que busca fortalecer el marco institucional para el desarrollo científico y tecnológico de México.

 Sostuvo que el crecimiento de los países depende cada vez más de la ciencia y la tecnología, de la llamada economía del conocimiento. “Las sociedades requieren de tecnologías modernas y eficientes, así como de hombres y mujeres con más capacidades para desarrollarse en plenitud”, recalcó Sánchez Hernández.

 El vocero de la Presidencia apuntó que la inversión en CTI es la mejor manera de asegurar un crecimiento económico en el largo plazo. Informó que en los primeros cinco años de la actual administración el gobierno federal destinó más de 400 mil millones de pesos en este rubro, “hoy el Estado mexicano destina el triple de recursos a la ciencia y el desarrollo tecnológico en comparación con los últimos dos sexenios”.

Otras de las consideraciones que se expusieron en la conferencia de prensa fueron las de Elías Micha Zaga, coordinador de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Oficina de la Presidencia, que resaltó los logros y avances en la actual administración en el sector de CTI y subrayó que la iniciativa es parte de un esfuerzo más para avanzar hacia una sociedad del conocimiento.

“La propuesta tiene alcances de diferente orden que permitirán a nuestro país contar con una mejor respuesta ante los retos que vivimos. Es un instrumento jurídico para establecer una política de Estado que impulsará el desarrollo de la ciencia y la tecnología del país y hace eco de la aspiración de diferentes sectores de la sociedad y ámbitos de gobierno. La propuesta constituye un hito para la gobernanza del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología”, sostuvo Micha Zaga.