Nochistlán de Mejía, Zac.- El gobierno estatal entrega equipo al Instituto Tecnológico Superior con inversión de más de 14 millones de pesos para equipar un laboratorio del Instituto Tecnológico Superior que permitirá la certificación de calidad para cinco carreras.

En gira de trabajo, el mandatario, Alejandro Tello, entregó a estudiantes y docentes 14 millones 423 mil pesos, además de entregar seguros catastróficos a productores de maíz cuya cosecha fue siniestrada y poner en marcha un rastro TIF.

“Queremos una nueva realidad para el estado, que ustedes se queden aquí porque hoy Zacatecas tiene oportunidades al ser el primero generador de empleos en el país y por eso, le apostamos a la educación, dijo Alejandro Tello.

Alejandro Tello consideró que disponer de mobiliario educativo digno y suficiente,  siempre será un factor indispensable para lograr una educación de calidad y fortalecer al Tecnológico donde estudian 560 alumnos.

“En infraestructura educativa y equipamiento estamos cumpliendo”, dijo el mandatario, al detallar que en los dos años y medio de su administración se han intervenido mil 312 escuelas y se han equipado 400 planteles, con una inversión sin precedente de 941 millones de pesos y se está por llegar a los mil millones.

El director del plantel, Julio César Flemate Ramírez detalló que no había sido posible la acreditación de las áreas porque carecían de un laboratorio, pero gracias al respaldo del Gobernador Tello, ahora podrán conseguirla.

Se beneficia a productores con seguro catastrófico

Más tarde el Gobernador pagó a 50 productores de maíz, mil 500 pesos por cada hectárea siniestrada a causa de catástrofes climáticas. Ello, a través del Seguro Agropecuario Catastrófico con el cual el mandatario abarcó una cobertura de 239 hectáreas.

Alejandro Tello pone en marcha el rastro más moderno del estado

El mandatario también puso en marcha el Rastro Tipo Inspección Federal (TIF) de Nochistlán, al cual apoyó con 1.5 millones de pesos para la perforación de un pozo que actualmente garantiza el abasto de agua y la conexión de energía eléctrica. Además, apoyó para la certificación del personal para lograr el sello TIF.

Actualmente ese rastro tiene como meta atender 120 cabezas de ganado bovino por turno y 120 cabezas de ganado menor, cuya carne se comercializa en Guadalajara, Aguascalientes, San Luis Potosí, Querétaro y Veracruz.