Jerez, Zac.- El Gobierno Municipal a través del Instituto de la Mujer Jerezana (INMUJE), da seguimiento a los casos de violencia que se han suscitado antes y durante el confinamiento por el COVID-19, con servicios psicológicos, jurídicos y de Trabajo Social.

En lo que va de este mes, cuatro mujeres han solicitado ayuda vía telefónica por sufrir violencia intrafamiliar, informó la titular del INMUJE Gricelda Salcedo Ibarra.
En trabajo coordinado con la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) se identificó cada caso para otorgar asesorías y acompañamiento en el Ministerio Público, donde de lleva la secuencia legal y se ordenan medidas precautorias de alejamiento o arresto de agresores conforme al daño ocasionado a las víctimas.

Por su parte el INMUJE tiene en funcionamiento cuatro abogados, dos psicólogos y dos trabajadores sociales quienes velan por la salud emocional y mental de las cerca de 200 usuarias que ya se mantenían en vigilancia previo a la contingencia.

Salcedo Ibarra llamó a las mujeres a no quedarse calladas y si durante este periodo han sido violentadas, denuncien el hecho a la línea 494 945 0262 de las 10:00 a las 15:00 horas, y el resto del día al número de emergencias 911.