Ciudad de México, 7 de octubre de 2018.- El campo de Jalisco es fundamental para el crecimiento del sector agropecuario a nivel nacional y las políticas implementadas desde el gobierno estatal garantizan que se continuará creciendo, para reafirmar al Estado como el Gigante Agroalimentario en que se ha convertido y donde el valor de la producción agrícola superó los 57 mil 465 millones de pesos en 2017.

Lo anterior quedó de manifiesto durante el “Primer Congreso Internacional del Limón 2018” que se realizó en el municipio de Guadalajara, donde se destacó que la colaboración de los tres niveles de gobierno y el esfuerzo de los productores, la única vía para que el campo avance en beneficio de las finanzas de las familias y la economía nacional.

De esta forma la producción primaria en Jalisco sigue adelante y este año se espera superar lo alcanzado en 2017, cuando la entidad se consolidó como el lugar número uno a nivel nacional en la producción global agrícola, pecuaria y pesquera, con 41 millones 10 mil 53 toneladas de alimentos y un valor de 141 mil 679 millones de pesos.

Esas son cifras que demuestran como Jalisco se supera así mismo y que el campo es ya un sector estratégico que genera oportunidades reales de crecimiento para la población, en específico a sectores como el de los jóvenes.

Con respecto al tema del limón, el secretario de Desarrollo Rural (SEDER) de la entidad y ex presidente de la Asociación Mexicana Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA), Héctor Padilla Gutiérrez, reveló que en 2012 los productores y agroempresarios jaliscienses exportaban dos millones de dólares de este producto a los Estados Unidos.

Sin embargo, destacó que gracias a las adecuadas políticas públicas, el apoyo de las autoridades federales y, sobre todo, el esfuerzo de la gente del campo, se logró exportar limón de Jalisco a países cada vez más distantes, por lo que ahora los envíos se dirigen a naciones de América, Europa y Asia por 11 millones de dólares.

En cinco años (del 2012 al 2017), dijo, se pasó de mil 350 a cuatro mil 200 Hectáreas de producción certificada, lo que significa un incremento de 211.11 por ciento, con lo que se intensifica la capacidad productiva y competitiva de los citricultores y se prevé un crecimiento en las exportaciones.

El expresidente de la AMSDA y titular de la SEDER Jalisco resaltó la importancia de la relación con organismos locales y federales de investigación, sanidad e inocuidad, como el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), cuyo acompañamiento ha sido determinante para alcanzar esos logros.