Zacatecas, Zac.- Con una obra colorida en la que abundan elementos de la pintura y el arte nacionales, y en la que hace alusión al nahual como protector y espíritu guerrero, el artista jalisciense Claudio Limón expuso su obra Espíritu animal en el Museo Pedro Coronel.

Como parte de la serie de exposiciones plásticas enmarcadas en el Festival Cultural Zacatecas 2018, Espíritu animal forma parte de la poética visual que su joven autor ha consolidado a través del grabado y el diseño.

Reconocido internacionalmente “por plasmar el mundo bajo su propio estilo y sus propias reglas”, Claudio Limón agradeció la invitación a las autoridades del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) “Ramón López Velarde”.

Originario de Arandas, Jalisco, y en una familia de creativos, “en donde su imaginación desde la infancia encontró sus tonos en los paisajes campiranos, contagiado por el amor a la naturaleza gracias a su abuelo”, Claudio Limón ha sido distinguido como el artista que asumió el reto de realizar un autorretrato al día durante un año completo plasmando su rostro en un edificio del Times Square, en Nueva York.

Llamados “conjuros visuales”, según Rodolfo Orozco, las obras que conforman Espíritu animal dan muestra de una creación particular que “no es el soplo divino que genera vida, sino el de un chorro que engendra carne y la hace luz, sacando de nuestra cueva el animal que somos”.

En Espíritu animal “el nahual de Claudio halló el sitio para expresarse. Es un perro que pinta, pulsando por su sangre que es nata de colores iridiscentes. No muerde, pero sabe mostrar colmillo y garras. Siempre juega y ama; es un perro elegante y de fino pelambre al que le gusta ser observado”, añade Rodolfo Orozco.

Alfonso Vázquez Sosa, director general del IZC, inauguró, a nombre del Gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna, la muestra, misma que podrá ser apreciada durante Festival Cultural Zacatecas 2018.