Cd. Cuauhtémoc. Zac.- La candidata del Partido Encuentro Social (PES) a la diputación por el Distrito XI de Zacatecas, Andrea Álvarez, escucho recriminaciones de ciudadanos por candidatos que no regresaron a lo que advirtió que “es momento de que los legisladores dejen de aventar migajas a las mujeres, haciéndolas creer que con una despensa o un peso se solucionará la problemáticas; por eso quiero llegar a la legislatura y dar soluciones de raíz”.

Aceptaron que durante muchos años han sido desconfiados porque se sienten rehenes de los políticos que siempre acuden a ellos cuando los necesitan, pero jamás cumplen sus promesas ni muestran interés en los conflictos que los afectan.

“Nunca vuelven a nuestro pueblo y cuando va uno a Zacatecas a pedir ayuda porque en verdad ya no podemos sacar las cosas adelante nos ignoran, nos ofenden y se les olvida que vinieron algún día a nuestras casa”, dijo una mujer quien le aseguró a la candidata que iba a escuchar las propuestas y que iba a confiar en ella.

Andrea le agradeció el voto de confianza y sobre todo que reconociera que ella es una mujer joven, de palabra y con toda la intensión de trabajar en beneficio de las personas.

“No soy una como todos los que han estado frente a ustedes, no soy una mujer que quiere poder para enriquecerse, vivo en una colonia humilde y por lo mismo conozco las necesidades que tenemos y el esfuerzo que tenemos que hacer por tener un patrimonio”, afirmó la candidata.

Los habitantes de Cuauhtémoc le aseguraron a Andrea Álvarez que ella será respaldada por ellos y sus familias porque tiene el interés de enseñar a las mujeres a emprender para contribuir con sus familias.

“Es momento de que los legisladores dejen de aventar migajas a las mujeres, haciéndolas creer que con una despensa o un peso se solucionará la problemáticas; por eso quiero llegar a la legislatura y desde ahí seguir instruyendo a las zacatecanas a generar empresas y mantenerlas trabajando, que sean empresarias, poderosas y líderes reales de sus comunidades”, garantizó Álvarez.