Ciudad de México.- El Primer Mandatario, Enrique Peña Nieto, encabezó hoy la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Deportes y del Premio Nacional de Mérito Deportivo 2017, en la que subrayó que como Presidente de la República le es motivo de gran satisfacción, de honor y de distinción, estar junto a triunfadores, frente a ganadores, frente a mujeres y hombres que en distintas actividades deportivas hacen con el deporte “que nuestro país luzca, que nuestro país tenga presencia internacional” y que muestre al mundo entero el talento que tenemos en México.

Dijo que arribando ya al sexto año de esta Administración, es ocasión, a la par de este reconocimiento a la actividad deportiva, de hablar de los avances de México en distintas asignaturas.

“Con la misma dedicación, la que se demanda en el deporte, con el mismo empeño, con el mismo esmero, con la misma disciplina, hace poco más de cinco años decidimos impulsar la transformación de México, o contribuir a los esfuerzos que generaciones anteriores habían trazado y habían impulsado para la transformación nacional”, expuso.

“Lo hicimos”, resaltó, “precisamente a partir del diagnóstico que ya muchos tenían; que expertos analistas y foros de análisis habían hecho de lo que México necesita, y se lograron hacer cambios estructurales que han sentado bases para un mayor desarrollo de nuestro país, que abrirán oportunidades para más mexicanos”.

Señaló que “de igual manera, hemos emprendido políticas innovadoras para mejorar las que había en el pasado, que permitan ayudar y apoyar a la sociedad mexicana en el ámbito de la educación, en el ámbito de la salud; una reforma que promueve una educación de calidad. Lo mismo hemos hecho en infraestructura que se ha venido construyendo para asegurar que México sea un país más competitivo”.

“Reconocimos los retos y desafíos que representó entonces, al inicio de la Administración, poder concretar mucho de lo que nos trazamos, y al mismo tiempo reconocer, como ocurre también en el deporte, cuáles son las fallas y las lecciones que nos dejan aquellas políticas que no terminan por ser suficientemente acertadas, y no dar los logros y los resultados que nos trazamos”, apuntó.

Enfatizó que “sin duda, hoy reconocemos que en el ámbito de la seguridad pública hay mucho por hacer; sigue siendo todavía uno de los retos mayores, quizá el de mayor necesidad de acometer para que realmente nuestro país alcance condiciones de plena paz y de plena tranquilidad”.

“Pero detrás de cada participación, en cada competencia, estoy seguro que nuestros deportistas adquieren mayores lecciones, adquieren experiencia que les permite en futuras competencias ser triunfadores y poner muy en alto el nombre de México”, resaltó.

En el evento, realizado en el Salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, destacó que quienes han sido acreedores a este reconocimiento lo son con justicia por sus trayectorias, por sus méritos y sus logros deportivos; “porque más allá de la disciplina en la que cada uno de ustedes participa, han puesto en ello sacrificio, entrega y compromiso por destacar dentro de la actividad a la que ustedes están entregados. Al hacerlo han obtenido logros personales y, al mismo tiempo, le han dado un gran orgullo y una gran satisfacción a toda la Nación”.

Extendió su felicitación a los promotores del deporte, a empresarios, fundaciones, instituciones gubernamentales, comités deportivos y federaciones, por su trabajo dedicado.

“Todos ellos, junto con la CONADE, articulan el esfuerzo y reconocen el talento que hay en mexicanas y mexicanos que son promesas del futuro, que tienen las habilidades, las capacidades, y esa es la tarea que el Gobierno ha venido dedicando”, afirmó.

El Titular del Ejecutivo Federal expresó su deseo de que el deporte realmente “sea parte de nuestra cultura, se extienda como una actividad que no sólo sea practicada por quienes tienen talento, por quienes tienen dedicación, por quienes gustan de la práctica del deporte, sino que sea parte de un hábito que tengamos como sociedad, porque, sin duda, nos habrá de forjar en valores, en disciplina y en todo lo que está detrás de la práctica de un deporte”.

El Primer Mandatario entregó el Premio Nacional de Deportes, en la categoría de Deportista Profesional, a Javier Hernández, máximo goleador en la historia de la Selección Mexicana; en su nombre, recibió el galardón su abuelo Tomás Balcázar González.

En la categoría de Deportista No Profesional a Rita Adriana Jiménez Trejo, medallista de oro en la Copa Mundial y de plata en el Campeonato Mundial de Clavados, en el año 2017; y a Natalia Botello Cervantes, medallista de oro en el Mundial Juvenil de Esgrima 2017.

En la categoría de Deportista Paralímpico a María Isabel Huitrón, medallista de oro en Judo, Juegos Sordolímpicos 2017; y a Diana Laura Coraza Castañeda, medallista de oro en 800 mts. y de plata en 400 mts. en el Mundial de Inglaterra 2017.

En la categoría de Entrenador a Adriana María Loftus Jiménez, entrenadora del equipo mexicano de nado sincronizado que participó en el Campeonato Mundial de Budapest 2017; y a Iván Rodríguez Luna, entrenador de atletas paralímpicos que participaron en los Campeonatos Mundiales de Londres, y en el Mundial Juvenil de Suiza 2017.

Y en la categoría de Árbitro o Juez a Sergio Rocha Chávez, quien participó como parte del jurado de clavados en la Serie Mundial de Beijing 2017 y en el Campeonato Mundial de Budapest 2017.

Asimismo, entregó el premio al Mérito Deportivo por Actuación y Trayectoria Destacada en el Deporte Mexicano a Daniel Aceves Villagrán, medallista de plata en lucha grecorromana en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984; a Felipe Muñoz Kapamás, medallista de oro en natación en los Juegos Olímpicos de México 1968; y Post Mortem, a Rodolfo Guzmán Huerta “El Santo”, por su trayectoria deportiva en Lucha Libre; recibió la distinción “El Hijo del Santo”.

Finalmente, el premio Por Fomento, Protección o Impulso de los Deportes fue para Carlos Slim Helú, por su contribución y creación de organizaciones para el fomento e impulso del deporte mexicano; recibió el galardón Arturo Elías Ayub.

EL PREMIO NACIONAL DE DEPORTES ES EL RECONOCIMIENTO QUE HACE UN PAÍS A SUS MEJORES HOMBRES Y MUJERES EN MATERIA DEPORTIVA: ALFREDO CASTILLO

Alfredo Castillo Cervantes, Director General de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), aseguró que el deporte “sin duda, es un referente de comparación en el mundo. Cuando compiten no compiten las personas, sino compiten los países, así se dice si un país es mejor que otro cuando los ha vencido en una competencia, en una serie mundial o en cualquier otro evento internacional”.

EL DEPORTISTA DEBE CONVERTIRSE EN UNA BANDERA, EN UN EJEMPLO, EN UN SÍMBOLO, EN EL RESUMEN DE UN PAÍS: NATALIA BOTELLO

Natalia Botello Cervantes, Campeona Mundial Juvenil de Esgrima, quien además recibió el Premio en la categoría de Deporte No Profesional, aseguró que el deporte requiere de  un “mayor y real interés en los dirigentes, en los legisladores, en nuestros empresarios, nuestros gobernantes, para que el deporte se convierta en una práctica común, en un hábito, en una verdadera cultura”.

Expresó que por ello el deporte debe ser para un Gobierno materia prioritaria y con ello convertir al deportista “en una bandera, en un ejemplo, en un símbolo, en el resumen de un país. Es decir, si en un país existen buenos deportistas, se entiende que en ese país existe una buena sociedad”.