El presidente Andrés Manuel López Obrador podrá estar ausente, efectivamente, en las boletas electorales en los comicios del próximo mes de junio. Sin embargo, su influencia política en el caso específico de Zacatecas será determinante para el triunfo de la segunda alternancia hacia la izquierda democrática, proyecto que hoy encabeza en la entidad, David Monreal Ávila. No hay duda alguna.

López Obrador ganó las elecciones históricas del 2018, con una fuerza popular inusitada, no para ser testigo de sal de los cambios, sino para promover una gran transformación de la Nación y una nueva correlación de fuerzas que permitan concretar su proyecto político de país. Y en Zacatecas, el vínculo más confiable en el ánimo de AMLO, se llama David Monreal Ávila.

Los presidentes de la República han tenido una influencia decisiva en los procesos de sucesión gubernamental en Zacatecas. Los ejemplos son muchos. En el 2004 Vicente Fox utilizó como franquicia a un partido de la izquierda, para conducir al triunfo a una persona que había sido su cercana aliada; en el 2010, Felipe Calderón y el grupo Atlacomulco, hicieron lo propio; y en el 2016, el aval de Enrique Peña Nieto, fue definitorio.

Los presidentes de la Nación han tenido la fuerza suficiente para movilizar hacia muchas entidades, oculta o abiertamente, la movilización masiva del voto, mediante la inteligente instrumentalización a través de los programas del gobierno de la República.

Y el presupuesto público de Zacatecas depende de la federación en más de un 92%. Eso no es un asunto menor. Por lo tanto, hay que entender con suficiente racionalidad, este fenómeno de dependencia absoluta y total, de nuestro Estado, en su relación con el gobierno de la República

El triunfo avasallador e histórico de AMLO en los comicios del 2018, tuvo hacia la geografía electoral de Zacatecas, un impacto de reacomodo de fondo de sus fuerzas políticas locales.

El ajuste y reacomodo de las fuerzas políticas en Zacatecas que favoreció a los aliados de AMLO y de la 4T, les dejó condiciones inmejorables en materia de ingeniería electoral, para ratificar y consolidar su triunfo en la sucesión gubernamental 2021.  Existe una tendencia que les favorece.

Hay un dato, nada más para ilustrar esa circunstancia histórica: en los comicios del 2018, MORENA, la 4T y sus aliados, se apropiaron del corredor urbano de Zacatecas que concentra más de un tercio del total de votos en la entidad.

La 4T consolidó su presencia en esta ruta urbana conformada por Guadalupe-Zacatecas-Fresnillo que, junto con Morelos, Calera y Enrique Estrada, concentran casi el 40 por ciento del total de los sufragios que se disputarán en los comicios del próximo mes de junio.

Pero no solamente eso. David Monreal ha logrado sumar a su causa a una gran cantidad de alcaldes de las más diversas filiaciones partidistas, de más de 20 municipios, los que se convertirán en operadores excepcionales para la 4T. De hecho, ya lo son.

Del total de los 58 municipios de la entidad, sólo 17 de ellos, que son los más grandes en población, aportarán más del 72 por ciento de los sufragios que estarán en juego en los comicios del mes de junio.

De los alcaldes de esos 17 municipios, la gran mayoría de ellos se encuentran ya alineados y trabajando por la causa de D21.

Sólo un error de cálculo, de exceso de confianza y de soberbia inaudita, podría modificar las tendencias que se vienen construyendo desde hace más de dos años, a favor de la 4T.

Por eso tiene razón el senador Ricardo Monreal Ávila, quien luego de realizar su más reciente visita y recorrido por la entidad, convocó en las reuniones que sostuvo, a no confiarse y a intensificar el trabajo de organización, promoción y apoyo a la candidatura al gobierno de Zacatecas de David Monreal Ávila.

Ricardo Monreal se hizo acompañar, este pasado fin de semana, por varios de sus compañeros legisladores y por el propio presidente de la mesa directiva del senado de la república, el chiapaneco Eduardo Ramírez Aguilar.

El que haya viajado Zacatecas el senador Eduardo Ramírez Aguilar para ofrecer su absoluto respaldo a la candidatura e David Monreal, habla de otra cosa fundamental. Que eso lo sabe y lo avala el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ricardo Monreal anuncio, además, que estará realizando permanentemente giras de trabajo a Zacatecas, para respaldar a D21.

   EL REACOMODO DE FUERZAS.

Frente a los comicios de junio próximo, se experimenta en Zacatecas un fenómeno extraordinario de reacomodo de las diferentes fuerzas políticas del Estado. La sociedad civil se encuentra igualmente en una interesante etapa de movimiento.

No sólo se han visto involucrados al respecto, los liderazgos de los partidos, sino también de los grupos, organizaciones y sectores de la sociedad zacatecana. Las dinastías están haciendo lo propio, para no quedarse al margen de la distribución de las cuotas del poder que estarán en juego en estas elecciones.