Zacatecas, Zac.- Al responder a Cámaras empresariales que proponen que el gobierno solicite créditos bancarios, Jorge Miranda Castro, secretario de la Secretaría de Finanzas de Zacatecas, dijo que endeudar al estado sería complicado por el nivel de deuda que registra y respecto al Fideicomiso del Impuesto Sobre Nómina (ISN), dijo que no quiere la confrontación con las Cámaras empresariales y dijo que compete a la LXIII Legislatura definir el manejo de los recursos financieros de dicho fideicomiso.

Vio como necesario que s revise las reglas de operación y la figura con la que habrá de operar el Fideicomiso, indicando el funcionario que desde la Secretaría de Finanzas (Sefin) “habremos de privilegiar el diálogo con los diversos organismos empresariales y jamás imponer decisiones”.

Recordó que, como resultado de los ajustes presupuestarios, derivados de la disminución por más de 2 mil 600 millones de pesos que sufrió la iniciativa del paquete económico 2019, el Fideicomiso del Impuesto Sobre Nómina, que tenía asignados 200 millones de pesos, también  se vio afectado con una disminución por el orden de los 150 millones de pesos.

Sin embargo, dijo el secretario Miranda Castro, si la Legislatura estatal tiene a bien aumentar los recursos para el próximo año, desde la Sefin no habrá problemas, lo importante es trabajar unidos en estos momentos de complicaciones económicas.

Explicó que en el marco de las reformas fiscales y lo que tiene que ver con Rendición de Cuentas, hoy el Fideicomiso del Impuesto Sobre Nómina se nutre de recursos del Ramo General 28, lo que calificó como una decisión trascendente, porque la Auditoría Superior de la Federación revisa casi el 90 por ciento de los recursos  que recibe el estado, lo que garantiza que estos sean aplicados de manera correcta y transparente.

En otro orden de ideas y en conferencia de prensa, el Secretario Miranda, sostuvo que endeudar al estado en estos momentos sería complicado, particularmente  por el nivel de deuda que registra desde hace varios años.

Estableció que, si bien es cierto, podría pensarse que es momento de contratar deuda por la desaceleración  económica que vive el país, esto sería complicado para Zacatecas.

Hoy, dijo, lo que necesita el país son políticas públicas anticíclicas, que ayuden a atemperar la desaceleración económica y lamentó la crisis que sufren los constructores de la entidad.

Dijo que el apalancamiento no es malo cuando está destinado a infraestructura básica que eleve las condiciones de vida de los ciudadanos, pero se tendría que hacer una evaluación muy profunda y un análisis muy serio y responsable.

Anunció su visita a la Ciudad de México para seguir insistiendo en los más de 400 millones de pesos que debieron haber llegado al estado en el primer trimestre del año.

Esta tardanza naturalmente ha complicado el escenario económico de la entidad, dijo finalmente.