Por Juan Carlos GUERRERO A.

Modernización del Transporte Público contra interéses de concesionarios

.- Informan concesionarios que Seduvot presiona para que entreguen títulos de concesiones.

Entre los concesionarios del transporte público urbano y suburbano persiste la inquietud y centra su mirada en la Seduvot que ha iniciado la “presión y amenazas”, pidiéndoles entreguen los títulos de las concesiones y se adhieran al proyecto, “que ya está en marcha” de la “modernización del transporte público del metrobus”, que manejará una empresa que concentrará a todos los concesionarios como socios.

El transporte público, beneficia a muchos pero no a los usuarios, ante ello, vemos que por un lado sigue en pie la promesa de los concesionarios que mejorarían unidades y por otro lado el gobierno sería aliado de los usuarios: nada de ello sucedió.

En el sexenio de Miguel Alonso Reyes se elaboró un proyecto que reflejaba el análisis de cada una de las rutas del transporte urbano y las utilidades brutas de cada unidad. Por ello se ha convertido en “jugoso negocio” de funcionarios de tránsito o policía vial y sus aliados los dirigentes de organizaciones de transporte.

Ante ello, según ventilan líderes y concesionarios, en este sexenio “se revive el proyecto que tiene similitudes con el alonsista” respecto a la “modernización del transporte público”, y la petición de que entreguen las concesiones.

El malestar y la queja es de los concesionarios radica en que son amedrentados y amenazados de que tienen que alinearse a las nuevas disposiciones de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Ordenamiento Territorial (Seduvot), que dirige Ismael Solís Mares y que a través de Guadalupe Marchant y por ello tienen que entregar los títulos originales de las concesiones y serían socios de la empresa que manejaría el proyecto de modernización del transporte

Los concesionarios del transporte suburbano han iniciado a informar, discretamente, a los usuarios de comunidades y municipios circunvecinos de la capital, que se instalarán dos terminales, en las que bajarían a los usuarios: una a las orillas de la cabecera municipal de Guadalupe y otra por la Uaz Siglo XXI.

Afirman que mantendrán sus tarifas y “bajarán a los pasajeros” en donde indiquen las autoridades de gobierno, pero los ciudadanos se verán obligados a pagar doble transporte – el de sus comunidades o cabeceras municipales a la terminal y el transbordar al “metrobus”­-, que los desplazará a la ciudad capital o al municipio de Guadalupe.

Los concesionarios dicen “no a la entrega de concesiones ni ser socios” de la nueva empresa de transporte público que creará el gobierno de Tello”. Por otro lado informan que no queda claro quién habrá de liquidarlos a los choferes que tienen laborando más de 25 años o los más de 600 que operan las 510 unidades de transporte de que circulan en Zacatecas-Guadalupe.