Cuando se trata de golpear el bolsillo de la población todo es justificable

Por Juan Carlos GUERRERO A.

Se esgrimen los argumentos de siempre cuando el gobierno del estado a través de un comunicado oficial hace algunas justificaciones del que considera y acuerda con los concesionarios un “ajuste urgente en la tarifa del servicio de un peso”.

En los municipios que cuentan con transporte público urbano los ciudadanos siguen padeciendo y esperando la promesa de hace un año cuatro meses cuando incrementaron las tarifas. En los municipios de Fresnillo, Jerez, Zacatecas, por nombrar algunos, hay unidades del “año de la canica” y deterioradas en su interior.

El comunicado, sin mencionarlo, va acompañado de una fotografía del Miguel Rivera Villa, subsecretario de Transporte Público del gobierno, actor principal en el incremento al pasaje hace un año y cuatro meses, siendo director de la Dirección de Transporte Tránsito y Vialidad, del Estado de Zacatecas.

Lo incongruente de las explicaciones que da el Consejo Estatal de Tránsito y Transporte Público es que justificó a los sufribles concesionarios y hace el comparativo con otras entidades, como Jalisco y Guanajuato que incrementaron dos pesos, pero no dicen que en esas entidades hay mejor calidad en el servicio y el nivel de vida es otro, además de que no hay incrementos en impuestos como en Zacatecas.

Y nos deja boquiabiertos que hay nuevas promesas y nuevo aumento como hace un año cuatro meses, en las que se informó a los usuarios del estado de Zacatecas que habría unidades en buen estado, buen trato por parte de choferes e higiene de unidades y dejarían de contaminar nuestro medio ambiente.

Se nos prometió por parte de gobierno estatal y concesionarios, vía Consejo, que circularían las unidades del transporte público a partir de 6 de la mañana a mínimo 10 de la noche, nada sucedió o al menos pocas rutas lo hacen y los ciudadanos se vieron obligados a soportar a choferes groseros y antihigiénicos, unidades que son un peligro al pasajero y se descomponen cotidianamente, además habría un estudio de vialidad en la redistribución de rutas. No cumplió, una vez más, AT.

El rosario es largo y los usuarios del transporte público lo saben, pero porqué gobierno diferente no actúa a la inversa, primero mejora el servicio del transporte público en los municipios y habré nuevas rutas, y posteriormente incrementa la tarifa.

El pasado 3 de julio se aprobó, por los más de 21 integrantes del Consejo Estatal de Tránsito y Transporte Público, a modernización del transporte urbano en Zacatecas y tendría una inversión de 1 mil 500 millones de pesos y contempla la inclusión de unidades a gas natural y la realización de obras de infraestructura urbana, lo que ha puesto a temblar a los concesionarios que poseen alrededor de 500 unidades de transporte público.