Zacatecas, Zac.- Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas (Cobaez), informó que a partir a las 12:01 de lunes 4 de marzo, estallará en huelga por incumplimiento del gobierno estatal al reducir la asignación presupuestal en 2019, en casi un 25 por ciento.

En un comunicado del Sindicato Único de Personal Docente y Administrativo del Colegio de Bachilleres (Supdacobaez), se informa los motivos del “estallamiento a huelga”, aunque por separado, Juan Antonio García Ruíz, director general del subsistema, informó que “de los 7 puntos que contempla el pliego petitorio del Sindicato, 6 ya están resueltos”.

El documento del Sindicato apela a la comprensión de los más de 17 mil alumnos, padres de familia y sociedad en general por las acciones emprendidas de esta organización sindical en la lucha de las garantías de los trabajadores.

Explica que “el subsistema de educación media superior más grande del Estado, el Colegio de Bachilleres,  en los últimos años ha atravesado por problemas económicos ante diversas instituciones como el IMSS, ISSSTEZAC e INFONAVIT, que han puesto en riesgo el sustento de más de 1 mil 500 trabajadores y sus familias”.

Con el objetivo de preservar la permanencia laboral y en ejercicio de las vías legales y del diálogo, el personal del COBAEZ se ve obligado a defender, lo que por derecho le corresponde, consumando el estallamiento a huelga el lunes 4 de los corrientes a partir de las 12:01 horas del mediodía.

Como se ha venido repitiendo, la reducción de casi un 25% en el presupuesto estatal asignado al subsistema en el presente ejercicio, en relación con el 2018 y que representa 41.5 millones de pesos, rompió el compromiso por parte del gobierno del Estado signado en agosto 2017, a través del convenio de viabilidad financiera, mediante el cual se obligaba el gobierno local a incrementar paulatinamente la asignación presupuestal y estrechar la brecha entre el llamado “pari passu” estatal y federal.

Los trabajadores por su parte, asumieron el compromiso de regular el pago y forma de prestaciones a través del instrumento denominado “Lineamientos para el otorgamiento de prestaciones”, esfuerzo de la base trabajadora que representó en la pasada anualidad economías por arriba de los 40 millones de pesos.

Sin embargo, en respuesta al único subsistema que coadyuvó a ese saneamiento financiero, también fue el único subsistema que decreció presupuestalmente en el presente ejercicio. De ahí la exigencia natural de al menos garantizar mediante los procedimientos de reajuste presupuestal necesarios, mantener el presupuesto asignado del año anterior.