Zacatecas, Zac.- El senador José Narro Céspedes lanzó el llamado a toda la ciudadanía a no caer en el engaño de un PRI que no cambia, que promete “por contrato” y que juró “trabajar diferente”, en cuanto al gobernador Alejandro Tello, ha reprimido a los disidentes de su gobierno; a unos con las fuerzas policíacas, a otros desde la secretaría de Finanzas, su brazo armado., sostuvo.

 En conferencia de prensa semanal desde esta capital, el legisladora federal afirmó que apenas se ve a un PRI en su intento de ser oposición, pero ni eso han logrado porque no han defendido los intereses de un pueblo y de una nación que explotó por más de 60 años.

 Dijo que en la desesperación de un PRI en pánico, previendo ya un fracaso electoral, Narro Céspedes aseguró que su pretensión es “echarle montón” a Morena, con una chiquillada que quiere seguir obteniendo privilegios a través de la corrupción e impunidad.

 En torno al dirigente nacional del PRI Alejandro Moreno “Alito”, José Narro Céspedes lo calificó como un dirigente malagradecido con el presidente López Obrador, a quien le pidió ayuda para llegar a la dirigencia nacional de su partido y el presidente le cumplió cuando en una reunión en palacio nacional el mandatario pidió a los gobernadores del PRI ayudaran y votaran por su amigo “Alito” para ser presidente de su partido.

Recordó que otro de los acuerdos fue cuando el presidente abogó ante la fracción parlamentaria en la Cámara de Diputados de Morena para que se cumpliera la palabra empeñada en los acuerdos del inicio de esta legislatura para que fuera el PRI el que presidiera la mesa directiva, acuerdo que fue cumplido a cabalidad, pues hoy la diputada Dulce María Sauri Riancho la preside, con lo que se ratifica el honor y el cumplimiento de los acuerdos por el presidente y por Morena.

 Así, argumentó Narro Céspedes, en el PRI sus dirigentes y gobernadores no tienen palabra, no cumplen los acuerdos pactados con fuerzas opositoras a sus gobiernos y organizaciones sociales. Ejemplificó el caso Zacatecas, donde el gobernador Alejandro Tello ha reprimido a los disidentes de su gobierno; a unos con las fuerzas policíacas, a otros desde la secretaría de Finanzas, su brazo armado.

Mencionó que en Zacatecas, el PRI ha contraído el virus del pánico y del terror ante la inminente llegada al gobierno por uno de los tres militantes de Morena que han manifestado sus aspiraciones: Ulises Mejía, Luis Medina y él mismo.

“El que gane la elección –agregó- llegará al gobierno para dar justicia social a la gente y, por supuesto, transformar al estado en una permanente alianza con el gobierno de la república que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

Frente a las elecciones, el senador Narro Céspedes sostuvo que el PRI pretende aliarse con los reaccionarios, con el añejo conservadurismo de Acción Nacional (PAN) y con las cenizas de un PRD sepultado por Enrique Peña Nieto y su famoso Pacto por México, el que la franquicia de los “Chuchos” pretende reactivar en aras del poder por el poder.

Será la gente la que deberá decidir si votará por un partido que los tuvo y los tiene en el abandono, la miseria y en el luto permanente, porque en Zacatecas hay un gobierno que ha pasado desapercibido, acéfalo en la dirección y toma de decisiones y, lo más grave, permitió a unos impunidad y a la delincuencia organizada para llevarnos al abuso, al despeñadero.

 PESE A LOS RECORTES PRESUPUESTALES, MÉXICO SE LEVANTARÁ ECONÓMICAMENTE EN EL 2021

 En el tema del presupuesto del Gobierno de México para el 2021, el senador zacatecano dijo que ante el crecimiento del PIB estimado en 4.6 por ciento, el precio de la producción de barriles de petróleo se ubicará en 42.1 dólares.

No obstante, adelantó que se espera un aumento en los programas Jóvenes Escribiendo el Futuro, con el 31 por ciento; Becas Benito Juárez, con el 9 por ciento y el de Bienestar para Personas con Discapacidad, del 9 por ciento.

PEMEX, agregó, tendrá un déficit de 92.7 mil millones de pesos, mientras para la CFE estima un superávit de 28.5 mil millones de pesos.

Sin embargo, dijo que a pesar de las reducciones en diversos programas sociales, el próximo presupuesto considera apoyos para la recuperación del país, donde el gobierno otorgará Un mil 600 millones de pesos en apoyos financieros a microempresas y trabajadores independientes, mientras que destinará microcréditos a pequeños negocios de Un mil 500 pesos en las llamadas Tandas para el Bienestar.