Zacatecas, Zac., – Al acusar a David Monreal Avila, coordinador General de Ganadería de la SADER, de operar el programa Crédito Ganadero a la Palabra con síntomas de corrupción y carente de transparencia, el senador José Narro Céspedes, dijo que, como presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería del Senado de la República, exigía al funcionario federal “la rendición de cuentas y claridad” en la aplicación de los recursos financieros de dicho programa.

El senador Narro Céspedes, dijo estar en desacuerdo que -David Monreal Avila-, renuncie a su cargo y vaya a participar en el proceso interno del partido Morena en designación de candidato a la gubernatura de Zacatecas, dejando tras de sí un cúmulo de omisiones, observaciones y descrédito con cargo al gobierno del presidente López Obrador, pues dota de armas a los conservadores”.

“Desde este espacio exhorto a mi paisano David Monreal para que en agradecimiento a la confianza que le brindó el presidente, entregue cuentas claras, y hasta entonces anuncie personalmente su intención de participar en la Contienda electoral del 2021, y no lo haga a través del coordinador de la bancada de Morena en el Senado, el senador Ricardo Monreal Avila.

Reiteró el senador Narro Céspedes que no solo no hay transparencia, sino que han ido apareciendo un sinnúmero de anomalías, en la Coordinación Nacional de Ganadería, como el contrato de 50 millones de pesos por supuestamente prestaciones de servicios otorgado a la empresa Industrias A y G propiedad de Víctor Hugo Calderón Vázquez, familiar de Cuauhtémoc Calderón Galván, exalcalde panista de la capital y exdiputado del PVEM, operador político de David Monreal.

En conferencia de prensa José Narro Céspedes Senador de la República y presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería del Senado de la República salió en defensa del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador:

“Resulta vergonzoso que las eternas clases privilegiadas, los neoliberales y conservadores que tanto daño han hecho al país, ahora arrecien la escalada de agresiones en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pretendiendo debilitarlo, ante las políticas públicas del combate frontal a la corrupción e impunidad a que estaban acostumbrados con los gobiernos del PRIAN”.

En este orden de ideas abundó: “El Gobierno progresista que preside con honor el presidente López Obrador, ha demostrado en este corto periodo, que con voluntad, visión de Estado, pero sobre todo honestidad, este país está en el camino de la prosperidad, principalmente para aquellos sectores sociales que ancestralmente ha sido objeto de explotación y miseria por los gobierno neoliberales y conservadores”.