Zacatecas, Zac.- La deuda que tenían 32 municipios zacatecanos con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), se reduce de 480 millones 448 mil 150 pesos a 61 millones 89 mil pesos, de los cuales 32 millones corresponden a la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), lo que impedía la asignación de recursos de la federación para realizar obras  deportivas.

En un comunicado de gobierno estatal se informa que Zacatecas tenía una “deuda acumulada desde 2009”, cuando “le asignaron un presupuesto federal de 480 millones 448 mil 150 pesos, de los cuales no comprobaron 315 millones 992 mil 525 pesos.

Se agrega qye la gestión del Gobernador Alejandro Tello permitió reducir la deuda que tenían 32 municipios zacatecanos con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), que impedía la asignación de recursos de la federación para continuar con obras  deportivas.

El director del deporte en Zacatecas, Adolfo Márquez Vera, dijo que esta cifra se reducirá, luego de que entregaron la documentación que solicita la Conade para continuar con la comprobación de dicho adeudo.

Con esta acción, Zacatecas cierra financieramente 16 obras y disminuye el porcentaje del adeudo motivo por el cual,  durante años, estuvieron detenidas las obras en deportivas en la entidad.

El gobierno estatal buscó acercamiento con la nueva administración de la Conade, a través del Subdirector del Deporte, Adolfo Fierro Rodríguez y del Subdirector de Infraestructura, Roque Velasco Reyes, para  finiquitar el adeudo.

Con la colaboración de los presidentes municipales  involucrados en la comprobación, el Gobierno de Alejandro Tello avanzó para subsanar dicha situación.

Cómo parte de las 16 obras cerradas financieramente se encuentran: el Centro Acuático Centenario de la Toma de Zacatecas, el Pabellón de Deportes de Combate, el Velódromo Centenario, entre otras de la capital zacatecana.

A la fecha, los municipios de Cañitas de Felipe Pescador, Fresnillo, Huanusco, Juchipila, Loreto, Melchor Ocampo, Monte Escobedo, Pánfilo Natera, Sombrerete, Tlaltenango, Trancoso, Villanueva y Villa de Cos, tienen adeudos ante la  Conade, a reserva de los resultados que arroje la revisión de la documentación entregada.